Playas salvajes

15 octubre, 2007 at 0:21 (Sin categoría)

 
Caracolas 002 
 

Espuma de olas encrestadas, había oleaje

deslizándose hasta nuestros pies separándose del mar

tu mano cerca de mi mano, nos agarramos,

playas desiertas y rugidos amenazando tempestad,

y besos con sabor a sal, y abrazos mojados,

ninguno de los dos entonces se atrevió a hablar,

por no romper la magia que nos envolvía al caminar.

 

Y así entre paso y paso el chillido de gaviotas,

unas nos rodeaban, otras tocaban con sus alas el mar

la tarde nos fue cubriendo momento a momento

dejando en nuestros rostros gotas de agua y sal.

Un sabor en mis labios… aún siento los tuyos,

mi mano aprisiona tu mano para no dejarla escapar,

sonrisas lejanas, horizontes negros

sombras de una historia que siempre vuelve a comenzar.

 

Caracolas perdidas llegadas por fuertes mareas grises,

en esas playas salvajes que sangran de soledad

cargadas en su interior con viejas pasiones.

Nombres de otros tiempos que surgen de sus bocas

con color a viejo y sonido de hoy

Extensiones de arena, sombras que se agigantan

voces distorsionadas, un beso estalla,

la marea te envuelve y te abraza, su murmuro te habla…

 

Neus ©

 

Anuncios

1 comentario

  1. Trini said,

    Un amor que viene y va al compás de las olas. Sin embargo, no todo son sombras cuando así se ama.
     
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: